Las personas con Baja Visión piden ayuda a la ciudadanía para mantener la distancia de seguridad. Esta iniciativa incluye un llamamiento a quienes tienen baja visión para que utilicen el distintivo “Tengo Baja Visión”

Logotipo Tengo Baja Visión
Distintivo Tengo Baja Visión

Cuando una persona que tiene discapacidad visual se pone a la cola para entrar en un comercio, es posible que al avanzar la cola pueda chocar con quien tiene más cerca, situación que será, cuando menos, incómoda. Esta es solo una de las múltiples circunstancias en las que se encuentran las personas con baja visión y que puede dar lugar a situaciones de riesgo y malentendidos.

En España al menos un 2 % de la población tiene baja visión o es ciega, es decir ve entre 0 y un 30 %, como es el caso de las personas con Aniridia, patología que cursa Baja Visión. Las nuevas normas de distanciamiento social para evitar contagios de la covid-19 han traído aparejadas mayores dificultades para quienes sufren esta discapacidad.

La plataforma Tengo Baja Visión ha lanzado esta campaña con la que quiere sensibilizar a la población sobre el problema y hacer un llamamiento para que sea comprensiva. Apartarse al cruzarse con una persona con discapacidad visual, prestar especial atención a guardar la distancia de seguridad y advertir verbalmente de posibles riesgos son ejemplos de cómo la población puede contribuir a que la interacción social de las personas con baja visión sea más fluida y segura en estos momentos de excepcionalidad.

Imágenes de personas con mascarilla y distintivo Tengo Baja Visión - Gracias por guardar la distancia de seguridad, apartarte, advertirme y ayudarme, comprenderme

La campaña se completa con la recomendación a quienes padecen una discapacidad visual de que utilicen el distintivo “Tengo Baja Visión”. Así, siendo reconocibles, se facilitará la interacción social.

El distintivo se puede usar solo o acompañando al bastón blanco o perro guía, indicando con ello que quien lo usa tiene un resto útil de visión, es decir, que no es completamente ciega.

La baja visión es un grado menor que la ceguera y hoy por hoy no tiene cura. La degeneración macular, el glaucoma, la miopía magna, la retinopatía diabética, la retinosis pigmentaria y otras distrofias hereditarias de retina o la aniridia son algunas de las enfermedades que causan baja visión. En España, más de un millón de personas tienen esta condición.

Desde la Asociación Española de Aniridia queremos mostrar nuestro apoyo a esta campaña. Los socios/as que deseen disponer de este distintivo pueden ponerse en contacto con nosotras y les informaremos de los pasos a seguir.

Para solicitar el distintivo (socios AEA): aniridia@aniridia.es 

Más información en http://www.begisare.org/ y www.tengobajavision.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *