El pasado 28 de junio tuvo lugar en la Ciudad de las Artes y las Ciencias el evento coordinado por ONCE, el COOCV y la Asociación Española de Aniridia que tenía como objetivo concienciar sobre la Baja Visión y la Ceguera.

El circuito se situó en el Paseo de Arbotantes del Umbracle (Ciudad de las Artes y las Ciencias) y contó con la presencia de David Casinos, que inauguró el circuito ayudado por su perro guía Farala.

El propio Casinos explicó que “lo más complicado” de su preparación diaria como deportista es el camino que tiene que hacer cada día desde mi casa hasta el lugar de entrenamiento. (…) Las calles y las aceras están repletas de obstáculos que a las personas ciegas como yo, o con baja visión, nos plantean un desafío y un estrés continuo”.

La representante del COOCV Mar Argudo, por su parte, señaló que el objetivo principal era “concienciar a la población sobre las dificultades a las que se enfrentan las personas con Baja Visión o Ceguera Legal al desplazarse por las aceras y las calles de las ciudades”.

“Los ópticos-optometristas, a través de diferentes técnicas y ayudas ópticas y electrónicas, optimizamos el resto visual de las personas con baja visión para que puedan volver a realizar una vida lo más normal posible”, ha defendido.

Desde la AEA queremos agradecer a todos los que hicieron posible y a los ciudadanos que participaron y pudieron comprobar en primera persona, lo difícil que es moverse por una ciudad con problemas de visión.

Impacto en los Medios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *